La Caja de Música Revisiones
de
discos
LA LISTA DE CORREO HISPANO-PARLANTE SOBRE ROCK PROGRESIVO Y SINFÓNICO 
Volver al índice
Suscripción
Qué es LCDM?
Discos
Bandas y discografías
Conciertos
Festivales
Entrevistas
Letras
Propuestas especiales

Pasaron por aquí ya
contador
"cajeros"



 MODRÝ EFEKT: "Modrý Efekt & Radim Hladik" (1975)

Temas

  1. Boty (9:57)
  2. Čajovna (4:01)
  3. SklÃ!danka (5:49)
  4. ZtrÃ!ty a NÃ!lezy (5:12)
  5. Hypertenze (12:30)
  6. Armageddon (6:22) [bonus track]
  7. Clara (4:13) [bonus track]

Integrantes

  • Radim Hladík: guitarras
  • Vlado Čech: batería
  • Josef Kůstka: bajo, canto
  • LeÅ!ek Semelka: teclados, canto

Colaboradores – Martin Kratochvil (piano), Jiří Stivín (flauta, saxo)

Modrý Efekt es una de las bandas provenientes de la antigua Checoslovaquia que

mÃ!s sulene destacarse en los manuales de historia del rock progresivo y el art-rock. Por lo que sabemos, la línea del jazz-rock ha sido la mÃ!s recurrente dentro de la modesta pero altamente creativa escena progresiva del antiguo país. Si Fermata es la mÃ!xima expresión de la zona que ahora estÃ! autodeterminada como Eslovaquia, Modrý Efekt resulta uno de los exponentes mÃ!s notables y potentes de la zona correspondiente a la República Checa. “Modrý Efekt & Radim Hladik” es el nombre del quinto trabajo de estudio de

la banda, y ealmente su título es muy inverosímil: da a entender que un tal Radim Hladik aparece como invitado especial, cuando en realidad se trata del fundador, guitarrista y principal compositor de la banda. Cosas raras de la vida... en fin...

Durando casi 10 minutos, ‘Boty’ abre el disco con un breve torbellino sintetizado cósmico que muy pronto abre camino para el motivo central, potente

y filudo, sin dejar de ser claramente definido en su vibración melódica. Esta

exhibición de jazz-rock con un fuerte peso progresivo vehiculiza a la perfección el deseo del ensamble por crear y manejar cambios ambiente y ritmo con total soltura. Las partes mÃ!s frenéticas se focalizan abiertamente hacia un predominio de la guitarra, mientras que el interludio mÃ!s lento se abre a un viaje psicodélico bastante medido, el mismo que incluye un bonito solo de flauta a cargo de un invitado. La sección rockera que comienza poco antes de llegar al sexto minuto tiene una potencia electrizante que nada tiene que envidiar a Led Zeppelin o a Deep Purple en sus momentos mÃ!s pletóricos. El omnipresente Hladik sabe reciclar muy bien las influencias de Hendrix, Akkerman

y Page dentro de su propia personalidad; también hay un lisérgico solo de órgano que se explaya fogosamente en las notas agudas con efecto distorsionado. Tras este frenesí de hierro y fuego sigue el melancólico ‘Čajovna’, una pieza con polenta bien definida a contrapelo con el preciso

esquema melódico y su compÃ!s lento – algo muy a lo Finch y/o Focus resuena como referencia para describir el esquema sonoro aquí expuesto. ‘SklÃ!danka’ inicia la segunda mitad del disco con un vigoroso despliegue de incandescente energía, instalando una poderosa mezcla de jazz-rock y heavy prog: como siempre, los guitarreos salen al frente para brillar a su antojo a través de los jams. Una mención especial va para el flautista invitado, quien

logra cabalmente que su instrumento se destaque en medio del vendaval en los momentos donde aparece. ‘ZtrÃ!ty a NÃ!lezy’ comienza de una manera mÃ!s hipnótica, con una guitarra acústica que marca las armonías de base mientras

que una secuencia de múltiples guitarras eléctricas sobregrabadas desarrolla etéreos fraseos psicodélicos. El cuerpo central se enmarca en una pauta rítmica lenta, desde la cual el grupo puede rendir debida

cuenta de su sentido lírico sin renunciar a su particular potencia sonora. ‘Hypertenze’ ocupa los últimos 12 ½ minutos del repertorio oficial de este disco – es un ejercicio de jazz-rock enfrascado en un sólido jam en clave alternada de rock duro y funk, muy a lo Mahavishnu. Elementos tales como los complejos serpenteos de bajo y el empleo ocasional de efectos cósmicos al sintetizador añaden matices de gran calibre a la excursión que Hladik dirige con suma prestancia. La sección final es una letanía cautivante adornada con vuelos de saxo altamente neuróticos.

La edición digital de este disco contiene dos bonus tracks: ‘Armageddon’, que es un tema cantado claramente orientado hacia la psicodelia hard, portando un cierto parentesco con Trettioariga Kriget; ‘Clara’, grabado en vivo, el cual exhibe una peculiar mezcla de rock duro y beat que funciona realmente bien

a la hora de establecer un gancho llamativo. De este modo concluye este CD que recomiendo enormemente a los genuinos coleccionistas progresivos siempre abiertos a las amplias posibilidades de hallar tesoros musicales de gran factura desde países poco comunes en el estÃ!ndar progresivo.

César Mendoza

Creada en 1997. ©José Manuel Iñesta. Alojada en el Depto. de Lenguajes y Sistemas Informáticos de la Universidad de Alicante, España.

ÿ